fbpx

Abr 17, 2019

El comienzo de mi historia como soltera

Querida amiga, desde hace un tiempo que tengo ganas de compartir contigo cuál fue el inicio de mi historia como soltera (videos). Esto no comenzó por casualidad, sino con una decisión que tomé cuando aún estaba estudiando en la universidad.

En esa época vivía en Concepción, una ciudad del sur de Chile, y compartía mucho con una amiga que vivía en Penco, una ciudad muy cercana a Concepción. Ella era cristiana y me invitó a visitar su iglesia en Penco.

Cuando lo hice, lo que más me impactó fue el amor que vi en los matrimonios. Increíblemente, ese era mi anhelo de pareja, pero hasta ese momento no lo había visto en la realidad, por lo que dudaba de si era posible obtenerlo. Fue como ver un sueño hecho realidad, y eso me cautivó.

Durante esa visita, conversé con las chicas que estaban casadas y les pregunté cómo habían logrado formar un matrimonio así. Recuerdo en especial la conversación que tuve con una de ellas, la cual me dijo: la decisión de elegir a mi marido la quise tomar con Dios. Eso fue una sorpresa para mí, pues nunca había escuchado algo así. Entonces le pedí más detalles.

Ella me contó que había conversado con Dios y le había pedido que la guiara a encontrar un buen compañero para ella. Luego de eso, cada vez que conocía a un hombre, le pedía a Dios que la ayudara a ver si era la persona adecuada, y así se mantuvo hasta que conoció al que fue su marido.

Nuestra conversación fue un poco más extensa, sin embargo, esos fueron los aspectos principales que me mencionó: pedirle ayuda a Dios para elegir un buen compañero, y mantenerse conociendo a hombres pero estando sintonizada con Dios para saber cuando había llegado el adecuado. Hubo algo más que me mencionó, me dijo que fuera paciente y esperara hasta saber en mi corazón que había conocido a la persona adecuada.

Eso de esperar no me gustó mucho. Dejar mi petición en las manos de Dios y esperar el tiempo adecuado de su cumplimiento requeriría paciencia. Así que medité, y finalmente decidí que quería hacerlo de todas maneras. Aún tenía en mente a los matrimonios que había visto en esa iglesia, y estaba segura de que era lo que quería para mi vida.

Recuerdo que un año nuevo hice mi petición, y desde ese momento comenzaron a suceder muchas cosas que, en vez de llevarme a conocer a un compañero, me llevaron por un camino de crecimiento personal muy intenso y a momentos difíciles. Sin embargo, han transformado mi carácter de manera muy positiva, permitiéndome sentirme ahora mucho más cómoda conmigo misma, a pesar del paso del tiempo.

Junto con la transformación de mi carácter, también hubo cambios en mi relación con Dios. Él pasó de ser alguien a quien le pedía deseos, a ser el centro y soporte de mi vida. Él es quien me anima a mirar las cosas desde una nueva perspectiva, como por ejemplo, que el tiempo transcurrido no ha sido para quedar sola, sino para estar mejor preparada para cuando llegue mi compañero.

Esta semana me gustaría dejarte con este mismo pensamiento: el tiempo que has estado soltera no ha sido en vano si lo utilizas sabiamente a tu favor.

¡Un fuerte abrazo!

Romina Castro

Artículos Relacionados

Video: No deseches tus sueños

A veces descartamos sueños porque pensamos que no cumplimos con el «estándar» para lograrlo. Pero eso no es una desventaja, por el contrario, es una llave para nuestro éxito…

leer más
id elit. libero suscipit id Aliquam ante. id, elementum neque. fringilla

Suscríbete a mi Boletín

y descarga el regalo gratuito

 

Ven, quedemos conectadas: Compartamos nuestras experiencias y disfrutemos esta etapa. Suscríbete y descarga el regalo gratuito que preparé para ti.

“Tranquila, tus datos no los compartiré con nadie.”

¡Gracias! Nos queda muy poquito para quedar conectadas. **Revisa tu correo, recibirás una solicitud de confirmación y luego tu regalo gratuito**

Suscríbete a mi Boletín

Ven, quedemos conectadas: Compartamos nuestras experiencias y disfrutemos esta etapa. Suscríbete y descarga el regalo gratuito que preparé para ti.

“Tranquila, tus datos no los compartiré con nadie.”

¡Gracias! Nos queda muy poquito para quedar conectadas. **Revisa tu correo, recibirás una solicitud de confirmación y luego tu regalo gratuito**

Suscríbete a mi Boletín

 

Ven, quedemos conectadas: Compartamos nuestras experiencias y disfrutemos esta etapa. Suscríbete y descarga el regalo gratuito que preparé para ti.

“Tranquila, tus datos no los compartiré con nadie.”

¡Gracias! Nos queda muy poquito para quedar conectadas. **Revisa tu correo, recibirás una solicitud de confirmación y luego tu regalo gratuito**

Suscríbete a mi Boletín

Ven, quedemos conectadas: Compartamos nuestras experiencias y disfrutemos esta etapa.

“Tranquila, tus datos no los compartiré con nadie.”

¡Gracias! Nos queda muy poquito para quedar conectadas. **Revisa tu correo, recibirás una solicitud de confirmación y luego tu regalo gratuito**